Inkjecta

Inkjecta

Todo comenzó hace diez años, cuando Byron y Chris comenzaron a construir máquinas juntos como un hobby, que pronto se convirtió en un trabajo de amor.

Llevaron sus creaciones a convenciones en toda Australia, construyendo lentamente un nombre para ellos mismos.

Lo que comenzó como un hobby ahora es Inkjecta, fabricante de algunos de los mejores equipos de tatuaje del mundo.

Chris reside actualmente en Canberra, en el Territorio de la Capital Australiana, donde es propietario del estudio Tattoo Power y ha estado tatuando durante más de treinta años.

Byron vive en Mount Barker South Australia, donde es dueño de Sashiko Tattoo y también es donde se encuentra la fábrica de Inkjecta.

Cada máquina Inkjecta está fabricada a mano en nuestra pequeña fábrica por un equipo de trabajadores dedicados que prueban y aseguran la calidad del producto casi por completo.

Con 50 años de experiencia combinada en la industria del tatuaje, Byron y Chris han creado una empresa de tatuadores para tatuadores.

Ellos construyen las máquinas que los tatuadores quieren usar.

1 productos
   
Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información